Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

GENALGUACIL Y DERIO, EL SUR Y EL NORTE, UNIDOS POR ‘EL EMIGRANTE’

Ayuntamiento de Genalguacil  • ayuntamiento@genalguacil.es  • 952 152 003

Ayuntamiento de Genalguacil

Panorámica 2020
Paisaje TV
Noticias

GENALGUACIL Y DERIO, EL SUR Y EL NORTE, UNIDOS POR ‘EL EMIGRANTE’

     Genalguacil (Málaga) y Derio (Vizcaya), el sur y el norte, están íntimamente conectados por el fenómeno de la emigración. Hace varias décadas, más de 30 familias de genalguacileños hicieron un viaje de 1.000 kilómetros dejando atrás su territorio y sus raíces para buscar un futuro laboral estable en el sector de la siderurgia o del aprovechamiento forestal entre otros. Tiempo después, en 2008 y en el marco de la celebración de los IX Encuentros de Arte de Genalguacil, el artista bonaerense afincado en Málaga Andrés Montesanto creó ‘El emigrante’, una escultura que se ha convertido en uno de los iconos artísticos del pueblo y una obra de incalculable valor simbólico y emocional tanto para los que se marcharon como para los que se quedaron.
     En ‘El emigrante’ se representan en hormigón las siluetas de un grupo de personas entre las que falta una, que ha dejado un hueco o, mejor dicho, un vacío en el centro de la escultura. ‘El inmigrante’ de Derio, creada en 2014, es complementaria a la obra de Genalguacil y muestra la situación a la inversa, es decir, representa la silueta de la persona que falta en la pieza de 2008, quedando vacío el hueco que debería ocupar el grupo que la rodea.
     Andrés Montesanto ha explicado que las siluetas de ‘El emigrante’ fueron sacadas de un libro de fotografías antiguas de Genalguacil que le mostraron desde el Ayuntamiento. El artista ha reconocido haber “experimentado mucha satisfacción después y durante el proceso creativo de construcción de la escultura porque la gente se sintió y se sigue sintiendo identificada con ella, es una obra del pueblo”, ha subrayado Montesanto, que guarda gratos recuerdos de su participación en los Encuentros de Arte hace 12 años. En este sentido, ha admitido que esa experiencia significó un punto de inflexión en su dilatada trayectoria artística que le hizo “encarar” la escultura de una forma diferente.
     Las raíces de Andrés Montesanto están ligadas a la emigración, al desarraigo y a la añoranza, como las de tantos ciudadanos argentinos. Hijo de padres italianos que marcharon a Argentina y nunca pudieron volver a su tierra, el escultor dejó su país hace 30 años junto a su mujer y sus 5 hijos para trasladarse a España, donde reside desde entonces.
     Por su parte Miguel Ángel Herrera, alcalde de Genalguacil, ha recordado el emotivo acto de inauguración de ‘El inmigrante’ en Derio. “Pasear por ese lugar mientras nos íbamos encontrando con genalguacileños fue una sensación inolvidable, quizá una de las que más me ha llenado como alcalde”, ha reconocido Herrera. Muchas de esas personas continúan regresando a su tierra natal en las festividades y en sus periodos de vacaciones. Además, el regidor ha añadido que las dos obras de Montesanto contribuyen, más si cabe, a que en Genalguacil siempre se tengan presentes a los familiares y amigos que están en Derio y viceversa.
     El hilo conductor de esta historia, la escultura ‘El emigrante’, no pasa desapercibida a ojos de vecinos y visitantes pese a haberse convertido en parte del paisaje urbano de Genalguacil, donde  las más de 200 obras de arte que se distribuyen en plazas, calles y rincones han convertido al pueblo en los últimos 25 años en un auténtico museo al aire libre.